Fisioterapia

Ofrecemos tratamientos individualizados en fisioterapia y osteopatía

FISIOTERAPIA Y REHABILITACIÓN

Profesionales especializados con más de 10 años de experiencia

Tratamos multitud de dolencias, tanto agudas como crónicas, por medio del ejercicio terapéutico y técnicas manuales. Somos especialistas en fisioterapia deportiva y rehabilitación.

Tratamiento del dolor cervical, dorsal y lumbar

Entre las estructuras que brindan estabilidad a una articulación, tenemos los ligamentos. Cuando las articulaciones son forzadas a moverse desde una posición en la que la articulación no fue creada, se producen roturas en estos ligamentos; lo que conocemos como esguince. Así mismo, no siempre se producen roturas pero sí fuertes patologías dolorosas en las articulaciones, las más habituales entre ellas, rodilla, hombro y tobillo.

Rehabilitación de esguinces, patologías de rodilla y hombro

El dolor muscular es el problema más extendido entre la población. Tanto, que el 80% de los españoles han sufrido alguna vez en su vida dolor de espalda. Seis de cada diez afectados por dolores musculares son mujeres. Los expertos apuntan como causa fundamental de esta situación las largas jornadas laborales fuera de casa, unido a una carga de trabajo doméstico todavía importante. Entre los factores mecánicos tenemos: estar expuestos a vibraciones que afectan a todo el cuerpo, el manejo de cargas (incluido su levantamiento, desplazamiento, sostenimiento o transporte), mantener frecuente y duraderamente posturas inadecuadas, debilidad de la musculatura abdominal y de la espalda, movimientos de flexión y torsión de la columna vertebral.

Contracturas, puntos dolorosos y lesiones musculoesqueléticas

Uno de los tratamientos más efectivos es la terapia física. Recurrir a nuestros profesionales puede acelerar la recuperación de esa contractura además de evitar que acabe activando otras o generando un dolor más amplio y de más difícil resolución, lo cual es una de las formas de evolucionar más frecuentes de la contractura muscular.

Vendaje Neuromuscular o Kinesiotape

El kinesiotape la técnica de vendaje con un esparadrapo elástico constituido por una estructura trenzada de hilos de algodón, que incorpora una capa de pegamento (cyanoacrilato de uso médico, inofensivo para la piel) que le confiere adhesividad permitiendo que la piel transpire.

BENEFICIOS

1. Mejora la circulación: Las ondas que aumentan el espacio subcutáneo dónde están los capilares haciendo más eficiente su función.

2. Analgesia local: Debida a la disminución de la presión de los receptores sensoriales que se encuentran en los espacios subcutáneos.

3. Mejora la acción muscular: Al estar los receptores más aliviados mejorará la respuesta neuro-mecánica, los receptores comunicarán mejor con la musculatura que realiza la acción mecánica. También favorece el movimiento, pues evita las adherencias entre las fascias musculares.

4. Mejora la recuperación de lesiones: Acelera la acción de drenaje local, por lo que tiene un efecto antiinflamatorio.

Fisioterapia deportiva

Entre las lesiones más comunes de la práctica deportiva, se encuentran la contractura muscular, sobrecargas, contusiones, elongaciones, distensiones y roturas de fibras; tendinopatía y otras patologías del tendón; esguince y distensión de ligamentos; recuperación post-operatoria, recuperación funcional y puesta a punto para la actividad deportiva tras intervenciones quirúrgicas por lesiones traumáticas como fracturas, rotura total del vientre muscular o plastias de tendón o ligamento.

Reeducación postural y ejercicios propioceptivos

La reeducación propioceptiva tiene como finalidad incorporar una serie de nuevos esquemas de coordinación neuromuscular para proporcionar el factor de seguridad fisiológico, es decir, brindar al organismo mayor seguridad a la hora de realizar actividades que involucren el sistema neuromusculoesquelético. Estos métodos se basan en estimular las terminaciones nerviosas o propioceptores para activar el sistema perceptivo-sensitivo-motriz y poder obtener una respuesta refleja durante la contracción muscular.

TÉCNICAS DE FISIOTERAPIA

Aplicamos técnicas manuales y avanzadas para cada tipo de dolencia

Punción seca

Para el tratamiento de los puntos gatillo se utiliza una terapia invasiva mediante agujas (sin introducción de ningún tipo de sustancia) de la musculatura afectada (habitualmente musculatura profunda o de mayor dificultad para su rápido acceso terapéutico) generando dolor referido y debilidad muscular. El fin de la terapia es desencadenar respuestas de espasmo local para la atenuación y/o eliminación de los síntomas, aunque no es necesario siempre originar esta respuesta para tener efectos beneficiosos.

Vendaje neuromuscular

Este método de vendajes utiliza unas exclusivas cintas de kinesiotape elástico que han sido diseñadas imitando las propiedades de la piel y cuya finalidad es el tratamiento de lesiones musculares, articulares y ligamentosas así como la reducción de la inflamación y del linfedema. El Vendaje Neuromuscular actúa en la activación del sistema neurológico, el sistema procesador de la información propioceptiva y en el sistema circulatorio.

Tratamiento miofascial

Es un proceso simultáneo de evaluación y tratamiento, en el que, a través de movimientos y presiones sostenidas tridimensionales aplicadas en la fascia que rodea el cuerpo humano, se busca la liberación de las restricciones del sistema miofascial, con el fin de recuperar el equilibrio funcional del cuerpo.

Masaje circulatorio

El Masaje Circulatorio es una técnica cuya finalidad es la de activar el riego sanguíneo y linfático favoreciendo el intercambio celular. Al movilizar los líquidos corporales, se consigue por un lado, que los nutrientes lleguen mejor a las células, y por otro, que las toxinas circulantes alcancen los órganos y ganglios encargados de eliminarlas.

INTEGRACIÓN DE LA OSTEOPATÍA

Se trata de una disciplina terapéutica y de un conjunto de conocimientos específicos basados en la anatomía y fisiología del cuerpo humano, el conocimiento de cómo intervienen los diferentes tejidos en la producción de la enfermedad y la aplicación de técnicas de normalización de las funciones alteradas.

¿Cómo funciona la Osteopatía?

Los mecanismos de autorregulación en el organismo están asegurados por el sistema nervioso, circulatorio y linfático. La pérdida o reducción de estos mecanismos nos lleva a estados patológicos. La intervención osteopática podría incidir sobretodo en estados pre-patológicos, es decir, en fases de desarreglo funcional, de manifestaciones sintomáticas iniciales, pero por falta de información o de cultura sanitaria, la mayoría de las veces se acude a tratamiento osteopático en fases ya avanzadas de la alteración de salud. En estos casos, la Osteopatía también facilita los mecanismos inherentes de autorregulación, permitiendo que el cuerpo se recupere y consiga la normalización de las funciones alteradas, lo que se traduce en disminución de los síntomas y reencuentro con el estado de salud.

La Osteopatía funciona, por tanto, respetando y facilitando la autorregulación del organismo en cualquier patología y no tanto en hacerlo dependiente de soluciones puramente externa o pasivas, como es la utilización, a veces excesiva, de medicamentos. La Osteopatía, en un contexto de abordaje holístico, a través de modelos globales bio-médico-psico-sociales, promueve o recupera la homeostasia o equilibrio mecánico del conjunto de los tejidos corporales musculoesqueléticos, nerviosos, viscerales, circulatorios etc, y lo hace con la aplicación de técnicas manuales dirigidas a los tejidos identificados como patológicos en el diagnóstico funcional osteopático.

La intervención osteopática

Se realiza un diagnóstico funcional a partir del cual utiliza un conjunto de métodos y técnicas con finalidad terapéutica y/o preventiva que aplicados manualmente sobre los tejidos musculares, articulares, conjuntivos, nerviosos etc, obtienen de forma directa o refleja, reacciones fisiológicas que equilibran y normalizan las diferentes alteraciones musculares, osteoarticulares, orgánicas y funcionales, mejorando o resolviendo el cuadro clínico e incidiendo especialmente en sus manifestaciones y técnicas con finalidad terapéutica y/o preventiva que aplicados manualmente sobre los tejidos musculares, articulares, conjuntivos y nerviosos. Se trata de una terapéutica manual que ayuda a aliviar, corregir y recuperar lesiones musculo-esqueléticas y patologías orgánicas.

Aunque a la Osteopatía se la relacione fundamentalmente con problemas que afectan al aparato locomotor, lo cierto es que trata al ser humano de forma global, como un todo, restableciendo el equilibrio perturbado mediante técnicas manuales dirigidas a cualesquiera de los tejidos afectados, sean estos del sistema musculoesquelético, visceral, nerviosos etc.

Osteopatía estructural

Dirigida al sistema musculoesquelético, donde aplicamos diversas técnicas adaptadas a cada disfunción, a cada tejido, a cada paciente de forma individual.

Osteopatía cráneo-sacral

Que actuando también mediante técnicas manuales, liberan y facilitan la micromovilidad del cráneo y el conjunto de la relación craneosacra a través de las membranas meníngeas y el papel del líquido cefalorraquídeo. Algunas consecuencias de alteraciones posturales, traumatismos, desequilibrios musculares etc, pueden afectar a nervios craneales, arterias, glándulas y otros tejidos, a su paso por orificios craneales o en el interior mismo, lo que puede provocar neuralgias, dificultades de visión, audición, alteraciones de algunas funciones glandulares, vértigos, migrañas, e incluso a través del sistema nervioso vegetativo, trastornos digestivos, respiratorios, vasculares etc.

Osteopatía visceral

Orientada a actuar sobre los tejidos que participan en las funciones de las vísceras, las membranas fibrosas en relación, los músculos, los diferentes planos de deslizamiento entre los órganos, los vasos sanguíneos, los nervios, todos los tejidos que aseguran el funcionamiento orgánico, deben estar libres en su paso anatómico, lo que no siempre ocurre y que puede ser debido a adherencias, tracciones miofasciales que dificultan la normal movilidad de las vísceras. Las técnicas manuales viscerales ayudan a liberar interrupciones en el flujo de movilidad, lo que ofrece al organismo una base funcional más útil, productiva y saludable.